Análisis de “La trilogía del Baztán”, la causa de mis desvelos

by

guardian invisible Miren Negrete, Bilbao (Opiniones.info). “Con ganas de más”. Esa es la sensación con la que el lector se queda tras verse atrapado en las páginas de esta arrolladora novela negra magistralmente escrita por Dolores Redondo (Donostia – San Sebastián, 1969).

Con la publicación del “Guardián Invisible” (enero 2013), la primera de las novelas de esta trilogía, supe que estos libros captarían mi atención pero no me aventuré a leerlos hasta que no se publicasen las tres novelas. Tal vez, porque tuve la certeza de que no podría esperar ni un segundo para comenzar la lectura del segundo título “Legado en los huesos”. Y así ha sido.

Adentrarse en el mundo de la Inspectora de la Policía Foral Navarra, Amaia Salazar, es adentrarse en sus pensamientos, su intimidad, su trabajo, sus pasiones y sus problemas. Pocos personajes tienen una biografía que atrapen con tanta fuerza a los lectores. Y, la responsable de enriquecer tanto a este protagonista, es su familia que está formada por personalidades tan entrañables como la de la tía Engrasi que consigue calmar la angustia de Amaia pero también la del propio lector mientras que le recibe en su casa de Elizondo, con la chimenea encendida y una cómplice conversación por delante. “Los crímenes son algo secundario en mi novela, lo importante es la familia”, decía Dolores Redondo a este respecto.

Pero la familia también es un foco de conflictos de los que la inspectora Salazar no podrá huir al regresar al que fue su hogar durante una niñez a la que tendrá que enfrentarse para cerrar las heridas del pasado. Porque quien tuvo que cuidarla no supo hacerlo y ese es un lastre que implicará emocionalmente a la inspectora Salazar en la investigación de los crímenes del Baztán.

La personalidad de Amaia Salazar también se perfila a través del trato con sus compañeros de trabajo que dejan de ser meros policías para adquirir la condición de personajes indispensables en el desarrollo de la trama. Los lectores empatizaran tanto con éstos que acabarán revolviéndose de rabia en el sillón cuando los de asuntos internos acusen a uno de ellos de traidor.

ofrenda a la tormenta

La trilogía del Baztán” se concluye con “Ofrenda a la tormenta”, libro en el que se resuelve el germen de los asesinatos en el valle del Baztán. Una vez más, nada ni nadie es lo que parecer ser ;-).

Suspense, mitología, miedos, relaciones humanas y un escenario con nombre propio: Elizondo. Créanme cuando les digo que “La trilogía del Baztán” debe ser leída.

Suspense, mitología, miedos, relaciones humanas y un escenario con nombre propio: Elizondo. Créanme cuando les digo que “La trilogía del Baztán” debe ser leída.